1 sept. 2011

La señorita eléctrica de hielo, un personaje, valla personaje. Cautiva y pierde y si no entiendes pretende que lo haces, porque nadie descifra lo que dice y es mejor así, es un misterio que encanta. Todas las noches enloquece y baila con el alma, mientras tú te preguntas que pasa.





Cuando no la ves se esconde, se esconde pero no de ti, sino de ella misma, de una de todas sus caras. Y cuando su cabello cambia, nada vuelve a ser lo que parecía, pasa en su mente a ser otra, cualquiera de las que quiera, la que le acomode, la que no caiga hasta el alba y la que la acompañe en su travesía por el mundo al revés. No entiendes y no importa, lo importante es que ella guste de su desastre y tú gustes de él, su hermoso desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario