21 oct. 2011


La historia de una trasformación feroz: de la muñeca de porcelana que se estropeó contra el asfalto. Una historia de inconvenientes y de las ganas de morir; del hambre, del miedo y una moraleja jamás escrita, una experiencia aún
no procesada

1 comentario:

Cassie dijo...

digamao que nada, me firmaste todas las fotos C:
teamo

Publicar un comentario